Mis compritas en el Aldi (descubriendo las semillas de chía)

Mi cambio de costumbres alimenticias pasa por un cambio de hábitos de compra. Hoy he empezado!!! Vosotras ya lo debéis saber pero para mi es nuevo. ¡¡Existe una zona en los supers que se le llama PRODUCTOS FRESCOS!!! 8) Ojiplática me he quedado!!! Hay un montón de cosas!! Y ninguna me ha mordido cuando la he tocado ni nada… Menudo descubrimiento!!!

Ahora en serio! Me he animado a comprar fruta. Ninguna me entraba por los ojos, pero finalmente he comprado un melón y unos arándanos frescos. Nunca los había probado frescos (los secos y caramelizados del Mercadona sí, pero naturales es la primera vez).

Por lo que respecta al melón… no sé bien que hacer con el. Seguramente lo cortaré a porciones e intentaré conservarlas al vacío para que me duren sin oxidarse… Tengo la nevera demasiado llena para guardar el melón entero. Ya os contaré!

También he comprado champiñones. Siempre los usaba para la salsa casalinga, pero esta vez nos los hemos zampado A LA PLANCHA!! Aixx que requetebuenos estaban!! (ahhh solo he hecho seis pequeñitos por si no nos gustaban y la aplicación me ha puntuado mis tres champis por 4 calorías!!!)

Por último he comprado SEMILLAS DE CHÍA Me he dejado 4,79€ en un paquete de medio kilo. Espero que no lo tire a la primera cucharada!!!!

Total, que al llegar a casa me he leído lo que explicaban por internet sobre las propiedades de las semillas y después de pasar por mil paginas creo que he entendido que es lo que hacen en el estomago para que todos digan que tienen propiedades adelgazantes.

Pues por lo que he entendido las semillas de chía tienen mucha fibra. De la soluble y de la otra.

La soluble con el agua se ablanda y se convierte en una especie de gelatina. La insoluble se queda igual con agua que sin.

Pues las semillas de chía tienen de las dos fibras y en cantidad!

Y como actua la fibra???????

STOP!! el contenido que sigue es TREMENDAMENTE ESCATOLOGICO para tratarse de un blog de cocina, así que NO LO LEAS SI ERES SENSIBLE, o LEELO SI QUIERES QUE SE TE PASE EL HAMBRE!!!!

 

Pues eso, la fibra soluble al llegar al estomago se “bebe” los líquidos que encuentra y se engorda una pasada (dicen que hasta doce veces su volumen en seco!!!) pues ¿eso que le hace a nuestro estomago???

Primero: Sensación de tener el estomago lleno. (Tu dirás! si te has metido una cucharada en el yogurt y ahora se ha convertido dos tarros enteros!)

Segundo: Las digestiones se hacen más lentas, así sientes más tarde el hambre.

Tercero: Y no demostrado (o no he leído ningún estudio serio que lo demuestre) Se “bebe” algunas grasas y consigue que no pasen al michelín y que se vayan por el túnel hasta el agujero de salida… Ya me entiendes!!

Pues si estas propiedades te han gustado, ¡espera! que tambien tiene fibra no soluble!!!!

De esta ya todos le conocemos las propiedades: Ayuda a ir al baño.

Como no se puede digerir se queda en trocitos y nos hace de “exfoliante” tanto del estomago como de los intestinos y así además de dejarnos bien limpitas nos ayuda a terminar el trabajo 😉

Ha sido muy interesante informarme sobre estas semillas!! Ahora viene cuando me caigo espatarrada por el suelo: Una cucharada (25gr.) de semillas de chía tiene 111 calorías!! Aunque las grasas que lleva dicen que son geniales para el corazón y muchas otras cosas. Así que si las pruebo y no me dan arcadas, intentaré comer cada día una miajilla. Bueno, dicen que tienen sabor a nuez. Eso espero!!! El primer experimento será poner una cucharada en el zumo de naranja de la tarde!

Un besazo y te voy contando!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *